Carta de cachimbas y otras bebidas espirituosas
16075
page-template-default,page,page-id-16075,page-child,parent-pageid-15254,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge v11.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Con la carta de cachimbas vas a evocar otras culturas y misterios…pero…¿Qué me dices? ¿Aún no te has atrevido a probarlas?

 

Las cachimbas están de moda y han venido para quedarse.

 

 

 

La cachimba o shisha consiste en un recipiente de agua y una manguera a través de la cual se fuma tabaco. El tabaco de cachimba NO es el tabaco de los cigarrillos. Es 100% natural y NO contiene nicotina ni alquitrán.

 

Existe una gran variedad de sabores para fumar, pero nosotros hemos escogido para tí, los aromas más afrutados y jugosos con el fin de que combinen a la perfección con la esencia de los cócteles tropicales.

Como decía Raphael ¡es un escándalo! Vas a alucinar con la oferta que tenemos en la carta: Cóctel grande + Cachimba 20€

 

¡Ya te lo había dicho!

 

Pero esto no es todo, además de las cachimbas tenemos otras bebidas que te van a cautivar.

 

Los batidos están pensados para darse un capricho porque yo lo valgo. Sabrosas mezclas de sirope con un sombrero de nata y unos acompañantes muy golosos: chuches, oreo, after eight…mmm, un placer casi prohibido.

 

Las cocteleras son para esas noches locas que salimos para darlo todo. Coge tu chupito, alzalo y brinda “porque somos los mejores” 

Chín chín y de un trago. Ahora otro, ¿esta vez por qué brindamos?

 

En los fieles de la cerveza o del calimocho de toda la vida también hemos pensado. Jarras, tercios, cubos para compartir y una bomba. La sangría bomba es una receta original de Kiwai Leganés que te prometemos no te dejará indiferente.

 

En resumen: la cachimba es un complemento perfecto para una noche de diversión. Con tabaco 100% natural y con una infinidad de sabores … ¡Va a ser la estrella de la fiesta!

 

Además, las puedes complementar con un cóctel de nuestra carta de cócteles o con otra de las bebidas que puedes ver aquí abajo. Que nadie te lo cuente, llama a tu gente y vente a Kiwai a pasar un buen rato.